Aunque mi relación con las cervezas de Brew Dog gozaba ya de un estrecho vínculo, me pareció muy positivo asistir a una de las presentaciones que viene ofreciendo la distribuidora Crusat, en esta ocasión tocaba en la cervecería l’Espumosa y estaba guiada por Alex Brewolution.

Las cervezas a degustar fueron; la Punk Ipa, descrita por sus creadores como “Clásica Pale Ale Postmoderna”. En realidad es una Ipa de sobras conocida por todos, que se ha convertido en un estandarte de su estilo; Cítrica, con toques de frutas tropicales y un amargor moderado; se puede considerar como una Ipa de batalla que seguro no nos defraudará.

La siguiente propuesta fué la Dead Pony Club, una American Pale Ale definida por los Brew Dog como “Pacific Pale Ale con Dry Hopping”. Una cerveza afrutada, cítrica y refrescante, muy suave y ligera, con 3,8% ABV y tan solo 25 Ibus.

Continuamos con la Libertine Black Ale, una black ipa de 7,2% ABV y 65 Ibus, descrita como “Black Ale del S.XXI”. Cerveza tostada, con un toque ahumado y amargor más pronunciado que las anteriores.

Como broche final, tuvimos la ocasión de probar la Cocoa Psycho, una edición especial de Brew Dog, una Russian Imperial stout de 10% ABV y 85 ibus y rebautizada como “Decadent Russian Imperial Stout”. Una cerveza infusionada con granos de café y reposada con cacao, vainas de vainilla y virutas tostadas de roble. Una cerveza que nos sorprendió desde el momento de servirla, con una espuma de color cacao, cuerpo denso con sabor pronunciado a café y chocolate, y un final potente y amargo.

La presentación, que nos tuvo sumergidos durante casi 2 horas en la trayectoria más revolucionaria del mundo cervecero, contó con interesantes anécdotas y los ya famosos vídeos de James Watt y Martin Dickie, con los cuáles, estos escoceses ya se abrán ganado el infierno de cara a las cerveceras industriales… pero que más dá, seguro que es un buen punto para la distribución de la Punk Ipa.