El administrador de este lugar, que tiene la suerte de conocerme desde hace algún tiempo, tuvo la poca feliz idea de ofrecerme un espacio para escribir. Por lo visto es un seguidor de mi blog (www.elotrohouse.com) y por lo visto, u oído, le gustaron mis formas (deduzco que es masoquista).

Me considero bebedor de cerveza desde que tengo uso de razón, por ahí los 20 años, y he ido pasando de marcas sin contemplaciones, me aburre la monotonía como la cerveza sin espuma (esto no tiene sentido, ni lo pretendo). Por esa razón creo que este espacio puede servir para aclarar el absurdo de ciertas tendencias militantes a ciertas marcas que tanto se lleva en cualquier afición. Personalmente me gustan rubias, morenas, negras (que no necesariamente subsaharauis, por eso de la corrección), rojas, verdes, azules o a topos. No obstante soy un declarado detractor de las cervezas aguadas. Si alguien me invita a una Coronita comprobará en sus carnes mi humor, magnífica oportunidad para perder amigos, algo que por otro lado me trae sin cuidado.

Hoy domingo no es buen día para casi nada, excepto dormir, escuchar buena música y beber alguna cerveza delicada, que no extravagante. Por eso os invito a que me hagais llegar vuestras creaciones, preferencias o lo que sea. No criticaré nada, ni tan siquiera lo agradeceré sólo espero que tengáis el buen gusto de mandar algo bebible.

En otra ocasión es posible, no prometo nada, que sea un poco más ameno… hoy sólo escribo para que el administrador se calle por unos días.