Aprovechando la cercanía con mi lugar de trabajo, decidimos quedar en L’Espumosa, en el nº 171 de la C/ Provenza de Barcelona. Ya sabíamos de antemano, que ese día, Cristina inauguraba un tirador de 3 grifos, y que las cervezas debutantes eran Birra 08 Barceloneta 2,5º; Rogue Yellow Snow Ipa 6,5º y Napar ZZ Amber 5,5º.

El estreno coincidía con una exposición de pinturas de Pedro Gómez, y nuestra más grata sorpresa fué encontrarnos con Jordi Poblador (Brewer de Birra 08) y Jordi Expósito (Blog Cerveza Artesanal de Catalunya) quién compartió con nosotros la noticia de un próximo proyecto cervecero (?).

Un par de pintas nos dieron ánimos para continuar la ruta  a pié hacia Rosses i Torrades, en la C/ Consejo de Ciento 192, esquina con la C/ Urgel, una tienda celler especializada en cervezas artesanas regentada por David Pié, donde pudimos repostar, degustando al momento, la Dougall’s 942, ideal para serenar el equilibrio y pausar la sed, y una Punk Ipa de Brew Dog,  la Ipa más habitual en los locales cerveceros a un precio muy razonable. Personalmente, aconsejo una visita a Rosses i Torrades si se tiene intención de proveerse de un pequeño stock de cervezas en casa… los precios son muy asequibles.

Jordi Poblador (Brewer de Birra 08)

Sin cambiar de zapatos, seguimos nuestra andadura por la C/ Consejo de Ciento hasta llegar a la C/ Entenza, donde en el nº 85 encontramos el Daytona Bar, un local de ambiente motero a cargo de Tomeu, un conocido al que visitamos asiduamente. Sabíamos que aquí no disponiamos de mucha variedad de cervezas artesanas para elegir, pero nos apetecía mucho escuchar buena música (Rock, Blues, Country), así que, una Bleder Foc de Drac (dispone de casi todas sus variedades) y una JoenVull LaRossa (es de los pocos locales donde se puede encontrar) combinaron perfectamente con el repertorio musical.

LaRossa de JoenVull en Daytona

Era el momento de cambiar de medio de transporte, y como el estómago nos pedía alimento sólido decidimos bajar hasta Gran Via, donde, entre la C/ Entenza y C/ Vilamarí, hay una parada de bus, concretamente el de la línea 56 que tiene su final Origen/Final en Collblanch, Hospitalet City, y muy cerca de ahí, en la C/ Occidente nº12, encontramos Freiburg, un frankfurt/cervecería más que recomendable, el lugar es pequeño, pero hacen unos buenos bocatas, y su oferta cervecera es espectacular y en continua rotación. Tengo que agradecer la oportunidad que tuve en Freiburg de degustar la Pilsner Urquell sin filtrar (excelente), gracias a una partida de barriles que la marca madre ofreció a sus distribuidores en conmemoración de su 170 aniversario. La opción de mi acompañante fué una Ipa de la cervecera londinense The Kernel (la mejor Ipa del día), también de barril.

En la Maison Belge

Una vez saciado nuestro apetito, no el cervecero, y por motivos de cercanía, decidimos acabar la ruta del día mezclando los mismos ingredientes con los que empezamos; cerveza y arte. Nuestro destino, La Maison Belge de la Rbla. Brasil nº 55, a 4 paradas de bus de la línea 54 (desde freiburg), pero que por motivos de digestión decidimos hacer andando.

Muestra de jóvenes ilustradores y su visión sobre el mundo de la cerveza artesanal belga.

La exposición era una muestra de jóvenes ilustradores y su visión sobre el mundo de la cerveza artesanal belga. De sus tiradores manaban dos variedades de Val-Dieu, más una tercera que no recuerdo, pero ninguna de ellas era inferior a 8º ABV, yo opté por la Triple y fue como un postre de malta, espesa y contundente. Mi acompañante eligió De Molen Tsarina Esra, una Imperial Porter de 11º ABV muy potente y cremosa.

Ya saciados, el cuerpo pedía una prórroga… y como premio, una almohada.

Salut !!!

 


Ver Ruta 02 en un mapa más grande