Los rumores eran ciertos, la profecía se cumplió; «tres ángeles caídos ofrecerán el elixir prohibido elaborado en las calderas del averno por maestros alquimistas; uno oscurecerá la malta, otro aportará la calabaza y el tercero con chili nos sorprenderá»… Nostradamus ??
Si lo hubiera predecido en alguna de sus profecías, seguramente a día de hoy estaría entre los textos prohibidos y guardados bajo llave en algún sótano desolado, de alguna fábrica vacía, de alguna industrial «arrocera».

Vamos a lo que vamos !!!
…como ya anunciamos en nuestro anterior artículo, durante la semana pasada estuvimos pendientes de la llegada de la Pumpkin Tzar, una Imperial Stout de 11,5% ABV que aporta algunos ingredientes inusuales en su elaboración. Como ya sabréis la mayoría de vosotros, se trata de una receta creada por Manuel Baltasar (Freiburg), Sven Bosch (Drunk Monk) y Robert C. Merryman (George&Dragons), y elaborada en las instalaciones de Naparbier en Pamplona.
El viernes 15 de febrero nos dimos cita en el Freiburg, que junto con el Drunk Monk de Mataró erán los dos locales de Barcelona donde iba a debutar la cerveza. No fueron necesarias presentaciones previas, todos ibamos a lo que ibamos… de cabeza al tirador de la anfitriona… notas de calabaza y un sorprendente toque de chili habanero combinan en una progresión de sensaciones con la malta torrefactada, su cuerpo y su graduación alcohólica te indican que es una cerveza de alto riesgo, uno de los mayores alicientes que tienen las novedades cerveceras.

Según parece, la mayor parte de la producción va destinada al mercado estadounidense (igual la ven llegar en barco y se creen que es una ipa… juas juas), así que nos quedaremos con la incertidumbre de cuando se volverá a consagrar el día de la bestia.

Gracias al personal de Freiburg por sus sustentos alimenticios y su buen rollito, a Judith por prestarnos la cámara para inmortalizar el evento, a Manolo por su difusión de la cerveza artesana, a Gerard por estar siempre dispuesto a acudir a cualquier evento cervecero, y si no lo hay también… mientras haya buena cerveza… y tranquilo que 8 meses pasan volando.

Salut para todos !!!