Debido a un cierto descontento por parte de los asistentes a una de las actividades celebradas en el BBF 2013, y trás llegar a oídos de la organización, esta se puso en contacto con los participantes para reparar lo sucedido.

Se organizó una nueva cata de quesos y cervezas en el Espai Antonio Miró que el diseñador posee en el interior de su tienda de Rbla. Catalunya de Barcelona. La actividad corrió a cargo de Kike Ojanguren, de Asturias País de Quesos, y Mikel Rius, organizador del Barcelona Beer Festival.

Sobre la base de las cuatro cervezas que se elaboraron para el BBF 2013, y que simbolizan los cuatro ingredientes básicos que intervienen en su preparación, se seleccionaron 7 tipos de queso para el maridaje.

Las 4 cervezas fueron :
– AIGUA (Agua): Especial Ale de 4,8% de vol. alcohólico y 20 ibus, que realza la importancia del agua, en este caso infusionada con raiz de regaliz. Elaborada por Birra 08.

LLEVAT (Levadura): Cerveza de estilo Pale Ale de 4,5% vol. alcohólico y 20 ibus, donde las maltas y el lúpulo juegan un segundo plano, dando protagonismo a la levadura que le otorga una compleja gama de aromas. Elaborada por Guineu

– LLÙPOL (Lúpulo): Una Especial bitter de 3,2% de vol. alcohólico y 65 ibus que realza los aromas y el amargor. Elaborada por Naparbier.

MALTA: Imperial Stout de 13% de vol. alcohólico y 60 ibus, donde destaca la cantidad de malta utilizada en su elaboración, convertida en azucares fermentables que le otorgan su 13% ABV y el dulzor característico. Elaborada por Fort.

.Empezamos con el Aigua y Llevat y el queso  10 Cantagrullas (Oveja, Ramiro-Valladolid) A mi entender mejor con Llevat ya que por su carácter el agua casi se diluye con el sabor del queso.

Seguimos con las mismas cervezas con Varé (Cabra, Varé-Asturias), Aigua combinó mejor con este queso sacándole el toque de regaliz de agua de esta cerveza.

Terminamos con este dúo de cervezas con el Rey Silo Blanco (Vaca, Pravia-Asturias) equilibrado con Llevat y que lograba que Aigua  se convirtiera como vehículo conductor reviviendo el queso después de beber.

El segundo par de cervezas absolutamente opuestas fueron Llúpol y Malta. Empezamops la segunda ronda con un Idiazabal natural(Oveja, Pais Vasco) que combinó bien con el Lúpulo y casi desaparece con la potencia de La Imperial Stout.Seguimos con el Cueva de pregondon (cabra, madurado en cueva, Asturias) que le sacó los lúpulos a Llúpol mientras se mantenía el sabor del queso, para mi el mejor dúo de la noche. Con la Maltase producía un ligero ardor en la garganta a los pocos segundos de haberla tomado.El tercer queso del grupo fue el Rey Silo roxu (Vaca, Pravia-Asturias), el toque de pimentón se acentúo con la Malta y con el Llúpolse quedó un poco corto.Y terminamos con el excelente y peculiar Casín (Vaca, Caso-Asturias), un queso que no gusta a todos por su sabor fuerte y picante y que casi convierte a Llúpol en agua y que dejaba un sabor etílico en la boca con todos los 13º de la Malta.

En definitiva una muy instructiva velada para nuestras papilas gustativas y nuestro sentido olfativo, sólo espero que se celebren más eventos de este tipo con la idea de difundir los placeres de productos artesanos de calidad como son estas cervezas y estos quesos.

Nota: Todas las apreciaciones sobre este maridaje son a nivel personal, que no profesional.