La tarde del sábado, coincidiendo con el cumpleaños de una buena amiga, organizamos una  breve ruta cervecera por el barrio barcelonés de Pueblo Seco. Teniéndo controlados un par de locales de la zona, más un tercero que me soplaron a última hora, escogimos como punto de encuentro la concurrida calle de Blai.

En el número 1 de esta calle peatonal se encuentra La Tieta, una pequeña bodega donde pudimos compartir unas Punk Ipa, en formato de 75cl., y unas Dougall’s 942 Ipa.

Cuando la primera tanda del comité se reunió al completo tomamos direccción hacia la calle Margarit, sorteando terrazas y gentio, y de paso, intentando descubrir algun otro local donde sirvieran cerveza artesana. No tuve suerte, ni mucho tiempo, pero sé que haberlo haylo, además, mis acompañantes me tenían que esperar en cada esquina ya que mi busqueda me dejaba rezagado… y como los efectos diuréticos de la cerveza empezaban a hacer mella en el grupo y, los más jovenes reclamaban alimento sólido, fuimos directos al Jazz, donde nos teniamos que encontrar con el resto del comité. No sin antes haber inspeccionado la zona, y descubrir algún que otro local con cervezas artesanas en el último trayecto del paseo… con lo cuál queda pendiente para otra ocasión organizar la Ruta de Pueblo Seco.

Para quién no conozca el Jazz; es una cervecería casi milenaria situada en las confluencias de la calle Margarit y Magalhaes, con una decoración a base de madera y piedra donde puedes degustar unas de la mejores hamburguesas de Barcelona, con una gran variedad de cervezas artesanas, mientras el Jazz  te adentra en un ambiente sublime lleno de «caliu». También es la sede oficial de Steve Huxley, creador de Steve’s Beer.

Velada familiar y acogedora gracias a los grandes amigos y a la cerveza artesana.
Felicitats Frigo !!!